BLOG DE SALUD

mujer en la oficina

Dile adiós al estrés en el trabajo con las pausas activas: ¿qué son?

Gracias a las pausas activas se logra disminuir las tensiones acumuladas durante las jornadas laborales, pero ¿qué son y cómo se realizan? Pon atención a la nota:

 

Renueva tu energía laboral y dile adiós al estrés con las pausas activas que te ayudarán a disminuir las tensiones ocasionadas durante las jornadas de trabajo.

Se trata de “pausas durante la jornada laboral que tienen como objeto dar un ‘reseteo’ al cuerpo. Permitiendo salir de posiciones viciosas mantenidas , además de reactivar el sistema cardiometabólico”, explicó el kinesiólogo Esteban Ortiz del Centro de Traumatología y kinesiología deportiva Alemana Activa.

Las pausas activas permiten reactivar los músculos y también la energía para poder seguir con la rutina laboral.

Pausa activa: ¿cómo realizarlas?

La pausa activa no es más que tomar breves descansos a lo largo del día, donde se realizan diferentes tipos de ejercicios por un período de 5 a 10 minutos, los cuales incluyen:

  • Adaptación física cardiovascular
  • Mejoramiento de la flexibilidad
  • Activación muscular

 

El objetivo de las pausas activas es hacer “un break del sistema”para así lograr estar en movimiento, activación y romper con la postura al frente del computador para así evitar que las personas tengas dolencias físicas”, explicó el kinesiólogo.

Beneficios de las pausas activas

Gracias a las pausas activas se puede reducir las lesiones musculares, además de disminuir el sedentarismo, ya que con ellas se promueve la actividad física regular, con las cuales es posible obtener un montón de beneficios, tales como:

  • Evitar el sedentarismo
  • Estimular la productividad
  • Reducir el estrés y ansiedad
  • Fortalecer el compañerismo
  • Mejorarla condición física
  • Previene enfermedades crónicas como obesidad, diabetes, hipertensión, entre otras.

Tipos de pausa activa

Para poder mitigar el cansancio y agotamiento en la jornada laboral y, evitar el temido estrés, es importante realizar las pausas activas de manera correcta y estas pueden ser:

  • Pausa activa de flexibilidad: Se trata de aumentar la flexibilidad de los músculos y son estiramiento que duran entre 3 a 5 segundos, por ejemplo, espalda, cuellos, brazos, piernas. Esta pausa ayudará a la tensión muscular generada por estar en una posición durante el día.
  • Pausa de activación muscular: El objetivo es activar los músculos por medio de movimientos conscientes, para liberar la tensión. Por ejemplo, contrayendo los músculos de manera voluntaria y realizar el movimiento de relajo.
  • Pausas activas de movilidad articular: Realizar movimientos que permitan a las articulaciones tener mayor amplitud para desplazarse. Son ideales para evitar dolor y tensión. Se puede trabajar el cuello, las rodillas y los tobillos.
  • Pausas activas lúdicas: Consiste en liberar la fatiga y el estrés laboral de una manera más dinámica. Son actividades que requieren de coordinación, agilidad y destreza, utilizando ojos y manos, por ejemplo.
  • Pausas activas rítmicas: Son actividades de juego que se acompañan con música, el objetivo de esta pausa es combinar la actividad física y diversión.
  • Pausas pasivas: Es un momento de relajo mental para renovar la energía a través de música suave, acompañada de ejercicios de respiración y estiramientos lentos. Esta pausa ayuda a mejorar en autocontrol, la toma de decisiones y el trabajo colaborativo.
  • Pausas activas creativas: Son de estilo libre.

 

¿Cuándo se deben realizar estas pausas activas?

Cuando se necesite romper con la rutina, fomentar la integración, el clima laboral y liberar el estrés acumulado. Algunos ejemplos de pausas activas son:

  • Caminatas breves de 2 a 5 minutos
  • Elevación y flexión de rodillas (subir escaleras)
  • Estiramientos
  • Pausas mentales
  • Ejercicios de cuello
  • Ejercicios de hombros
  • Ejercicios para las manos y codos
  • Ejercicios para la columna

 

Realizar estos ejercicios cada cierto tiempo te ayudará a prevenir la fatiga que produce el estar expuesto en las pantallas de un computador, además de liberar la tensión y el estrés provocado durante la jornada.

De esta forma podrás adquirir hábitos más saludables y una vida más sana.