BT Medical - шаблон joomla Скрипты
Actualidad Clínica

Las infecciones por el virus Papiloma Humano son más comunes de lo que creemos. Se estima que una mujer tiene una probabilidad de un 80% de contraer algún virus del Papiloma Humano en el curso de su vida. La mayor parte de las veces esta infección es asintomática y autolimitada, pero en ocasiones puede progresar a enfermedades precancerosas o a cáncer ¿Cuáles son los síntomas y tratamientos? Revísalo a continuación:

El virus Papiloma Humano tiene alrededor de 200 genotipos o variantes, 14 de los cuales son de alto riesgo. Esto significa que pueden inducir cambios en las células del cuello uterino que pueden producir cáncer, así nos explica el doctor Gonzalo Vesperinas, ginecólogo oncólogo de Clínica Alemana Osorno.

Por eso se recomienda no dejar de lado los controles periódicos que permitan detectar precozmente estas patologías.

Contagio y síntomas del VPH

El virus de Papiloma Humano se contagia por microtraumatismos durante el acto sexual, por contacto genital, de la mucosa y de la piel. Es decir, se puede transmitir mediante el contacto con la zona genital o anal, o a través del sexo oral. 

Una vez producida la infección ésta es asintomática. Por eso es importante hacer un examen de pesquisa para evitar tener una lesión progresiva en el cuello del útero que pueda terminar en cáncer.

Actualmente se dispone de un examen citológico (Papanicolaou o PAP) y de uno genético (genotipificación viral) para tal efecto.

El PAP detecta cambios celulares inducidos por el virus mientras que la genotipificación detecta la presencia de virus.

Desde que se produce una infección por el virus Papiloma Humano hasta que se genera un cáncer de cuello uterino pueden pasar unos 10 a 15 años en mujeres con su sistema inmune competente.

Existen condiciones médicas que disminuyen la capacidad del sistema inmune para defender al cuerpo. En estos casos, la enfermedad puede tener un curso más agresivo. Algunas de estas condiciones son:

       La diabetes insulino-requirente.

       Tratamientos crónicos con corticoides.

       Infección por HIV (SIDA).

       Tratamientos con quimioterapia, entre otras.

 

Tratamiento del VPH

El tratamiento depende de la lesión encontrada y puede consistir en:

       Manejo expectante y control

       Procedimientos ablativos: consiste en quemar, con calor o frío, el cuello uterino dañado.

       Cono: extracción de una parte superficial del cuello que se realiza, preferentemente, en mujeres diagnosticadas con una lesión precancerosa o premaligna en el cuello del útero.

       Histerectomía: que dependerá del estado de avance de la lesión al momento del diagnóstico y del curso de la enfermedad.

 

Según cifras del Ministerio de Salud, en nuestro país se producen 1.000 nuevos casos de cáncer cervicouterino cada año, por lo que es la enfermedad maligna más frecuente en mujeres entre 30 y 45 años, provocando alrededor de 600 muertes anuales.

Con el tiempo, las variedades de VPH de alto riesgo pueden causar 6 tipos distintos de cáncer:

       Cáncer cervical o de cuello uterino, asociado al VPH en un 99% de los casos

       Cáncer anal, asociado al VPH en un 84% de los casos

       Cáncer de pene, asociado al VPH en un 47% de los casos

       Cáncer de vulva

       Cáncer de vagina

       Cáncer de boca y garganta

 

Vacuna contra el Virus de Papiloma Humano

Es muy importante que las niñas y niños se vacunen en 4° y 5° básico según el plan de inmunización nacional. La infección por algunos tipos de virus del Papiloma Humano se puede prevenir con esta vacuna ¿Cuáles son los datos observados?

       En menores de 15 años se requieren sólo dos dosis para obtener una buena respuesta inmune.

       En la población vacunada la incidencia de cáncer de cuello uterino disminuye en alrededor de un 90%.

Main Menu