BT Medical - шаблон joomla Скрипты
Actualidad Clínica

El cáncer de riñón está entre los 10 cánceres más comunes entre los hombres y mujeres. El riesgo de padecer este tipo de enfermedad en los hombres es de uno por cada 46. En cambio, en las mujeres, una de cada 80 de ellas podría llegar a tenerlo. El cáncer de riñón está ubicado en tercer lugar entre los tumores malignos del aparato uro-genital, después de los de la próstata y vejiga.

Los tumores del riñón, generalmente se forman en el mismo órgano, aunque pueden ser una extensión de tumores de otras localizaciones.

Como todos los tipos de cáncer, si no se tratan de manera oportuna, puede ser mortal. Si se diagnostican antes de que se haya expandido fuera del riñón, la sobrevida de esta patología puede llegar el 90% de los casos hasta los 10 años, la cual va disminuyendo de acuerdo al tamaño del tumor.

¿Cuál es la causa de esta enfermedad?

A pesar de que no se tiene claridad la causa precisa del cáncer de riñón, se cree que en el ADN,  la sustancia dentro de la célula que determina la actividad biológica, ocurren una serie de anomalías que se traducen en un crecimiento y reproducción celular excesiva y agresiva, la cual genera la formación del tumor.

El cáncer renal también es considerado un tipo de patología ‘familiar’, ya que ocasionalmente ocurre cuando algunas mutaciones en el ADN se traspasan de generación en generación, lo cual corresponde al 3% o 4% de todos los casos. Por lo tanto, si existe antecedente familiar de cáncer de riñón, es necesario mantener un control estricto con el Urólogo.

El cáncer renal esporádico, es el que se origina en la mayor cantidad de los casos y se produce por cambios en las células renales durante la vida, que puede deberse a factores externos que producen daño en el ADN

 ¿Qué factores pueden influir?

       Tabaquismo: Está comprobado que fumar aumenta en un 40% esta enfermedad. Esto porque se ha estudiado que muchos de los químicos inhalados al fumar, son absorbidos a través el torrente circulatorio, el cual concentrado en grandes cantidades, puede causar daño en el ADN y formar un tumor. Si se deja de fumar, el factor de riesgo disminuye.

       Profesión u ocupación: Estudios indican que las personas expuestas a algunos agentes químicos como asbesto, cadmio, algunos herbicidas y solventes orgánicos como tricloroetileno, tienen un riesgo mayor que las personas que no tienen este contacto.

       Obesidad: Algunos científicos creen que es un factor en el 20% de los casos. Puede alterar el balance de hormonas en el cuerpo, lo cual afecta el normal crecimiento del tejido renal.

       Sedentarismo: Varios estudios indican que las personas inactivas tienen mayor probabilidad de desarrollar cáncer de riñón que aquellas que hacen ejercicio regularmente.

       Hipertensión: Estadísticas sugieren que, sumada al exceso de peso, pueden llegar a triplicar el riesgo de cáncer de riñón.

Síntomas

Cuando se encuentra en su etapa inicial, generalmente no provoca síntomas. La gran mayoría de los casos se diagnostica por hallazgo de un chequeo o por problema de salud que no tiene relación. No existe un examen de sangre que permita detectar el cáncer renal en las primeras etapas, por lo que puede ser descubierto en etapa avanzada.

Dentro de los signos o síntomas más comunes, habitualmente en etapas avanzadas de la enfermedad, está:

       Sangre en la orina

       Dolor lumbar

       Masa o abombamiento en el abdomen

       Fatiga

       Baja de peso

       Fiebre

       Edema de extremidades inferiores

Diagnóstico
 

Para diagnosticar un cáncer de riñón se incluye:

       Examen de orina

       Exámenes de sangre (Hemograma, creatinina plasmática)

       Ecografía

       Tomografía axial computada (Scanner)

       Resonancia Nuclear Magnética

       Eventual biopsia de tumoración renal

Tratamiento

El tratamiento dependerá de dos factores:

       El grado de extensión

       La condición de salud general del paciente.

La nefrectomía Parcial o Radical (extirpación quirúrgica del tumor o del riñón) es la terapia standard para tumores “localizados”, es decir, confinados al riñón, su tejido adyacente o linfonodos peri renales.

La inmunoterapia, es uno de los tratamientos que consiste en el uso de drogas que estimulan el sistema inmune del paciente para intentar que éste controle el tumor.

La quimioterapia y radioterapia no juegan un rol en el manejo del cáncer de riñón, salvo en casos muy excepcionales.

Recuerda que siempre es fundamental realizar los controles periódicos, para que así puedas prevenir ésta y cualquier otra enfermedad. Si quieres reservar una hora en Clínica Alemana Osorno, haz clic aquí.



 

Main Menu