Header_Logo

BLOG DE SALUD

Dolor de piernas

Enfermedad arterial oclusiva: ¿Cómo evitarla?

La enfermedad arterial oclusiva periférica se produce cuando las arterias reducen el flujo sanguíneo a las extremidades, porque algo impide o interfiere en su curso normal. Una afección que puede presentarse en cualquier arteria del organismo. ¿Cómo diagnosticarla?

La enfermedad arterial oclusiva (EAO) se origina cuando las arterias estenóticas disminuyen el flujo sanguíneo a las extremidades, impidiendo el paso de éste.

A pesar de que esta patología puede desencadenarse desde la adolescencia, se manifiesta más comúnmente en personas mayores de 60 años.

De acuerdo al doctor, José Manuel Ramírez, cirujano vascular periférico de Clínica Alemana Osorno una de las principales complicaciones de esta enfermedad es “considerada una de las principales causas de amputación entre los adultos en Chile”.

La EAO puede comprometer tanto las arterias de las extremidades superiores o inferiores, siendo más frecuentes las inferiores. Además, puede manifestarse en cualquier otra arteria del cuerpo.

Factores de riesgo

Las personas que tienen mayor incidencia en padecer la EAO son:

  • Edad, es decir, mientras más adulta es la persona, mayor es el incremento del riesgo de presentar la patología.
  • Es más frecuente en hombres que en mujeres.
  • Si hay condiciones genéticas heredables, puede favorecer la aparición.
  • Hipertensión.
  • Diabetes.
  • Sedentarismo.
  • Obesidad.
  • Tabaquismo.


La mayor parte de los pacientes, pasan por una etapa asintomática de la EAO, aquellos que tienen enfermedades crónicas, son fumadores, edad avanzada, diabéticos (de mal control) tienen una etapa donde el diagnóstico se realiza, debido a la “ausencia de pulso en las extremidades inferiores”, explicó el doctor Ramírez.

Diagnóstico

La enfermedad arterial oclusiva, al igual que muchas otras patologías, se caracteriza por ser asintomática, pero tal como menciona el especialista, existen algunas señales que pueden aparecer como son:

  • Dolor de piernas al caminar, el cual desparece con el reposo.
  • Heridas que no cicatrizan en más de 14 días.
  • Que los dedos de los pies se vuelvan de color más oscuro.

Tal como señala el especialista, la ausencia de los pulsos en los pacientes con factores de riesgo, es la forma más evidente de diagnosticar la enfermedad.

Sin embargo, se puede detectar en etapas más avanzadas, en espacial cuando aparece la llamada “claudicación” o más grave aún, cuando la persona tiene lesiones, úlceras o gangrenas que no curan en un tiempo determinado.

Lo importante, tal como lo aclara el cirujano vascular periférico de Clínica Alemana Osorno es “realizar un buen diagnóstico del paciente, identificando los factores de riesgo, los antecedentes familiares, tabaquismo, sedentarismo, diabetes, entre otras cosas.

Prevención

Para el Dr. José Manuel Ramírez, lo fundamental es tratar de prevenir la aparición de la EAO o que, si ya está diagnosticada, lograr impedir su avance.

Para eso es necesario manejar los factores de riesgo del paciente, así como también, realizar ejercicios de manera constante, caminando media hora diaria y, “por supuesto, dejar de fumar si así es el caso”.

El especialista, hace hincapié en que si bien, la enfermedad se manifiesta desde la adolescencia, la clave está en prevenir y mantener estilos de vida saludables.

Tratamiento

El tratamiento incluye mayoritariamente el manejo médico y también las intervenciones quirúrgicas, así como también:

  • Controlar síntomas, para poder efectuar ejercicios de manera diaria.
  • Mejorar la salud arterial, para reducir los riesgos de infarto cardíaco y accidente vascular
  • Mantener hábitos saludables alimentarios y a nivel físico.

Hoy existen medicamentos que ayudan a permitir que la sangre tenga menos inconvenientes en llegar a las zonas más alejadas del cuerpo -al margen de medicamentos de uso crónico- en esta patología, como suelen ser la aspirina y la atorvastatina.

Dentro de los tratamientos quirúrgicos indicados para la enfermedad arterial oclusiva existen unos menos y más invasivos:

  • Los menos invasivos, corresponde a la dilatación de las arterias, utilizando procedimientos de angioplastia que pueden o no requerir uso de stents.
  • Los procedimientos invasivos están los bypass y los procedimientos combinados.

Según señala el doctor Ramírez, la mayor parte de los pacientes que no tienen un tratamiento adecuado y no modifican su estilo de vida, normalmente pasan por etapas progresivas: desde la claudicación hasta la formación de úlceras, llegando incluso a la amputación.
Reserva tu hora aquí.