BLOG DE SALUD

subir escaleras

Beneficios de subir y bajar escaleras

Si quieres cumplir tu desafío y meta diaria de realizar los 10 mil pasos, entonces te recomendamos subir y bajar escaleras, ya que con este simple acto cotidiano podrás obtener un montón de beneficios para tu cuerpo y organismo, como quemar grasa, tonificar músculos y bajar de peso. ¿Cómo lograrlo? Lee a continuación:


Pocos ejercicios existen que sean tan sencillos y eficaces como lo es subir y bajar escaleras. Con este simple acto cotidiano obtendrás múltiples beneficios para tu cuerpo y organismo, como lo es “quemar grasa y tonificar tus músculos”, así lo afirma el doctor Rodrigo Villegas Trejo, médico cirujano y especialista prescripción de actividad física de Clínica Alemana Osorno.

Subiendo y bajando escaleras

Si logras subir y bajar escaleras, realizarás ejercicio aeróbico, es decir aquel que engloba actividades de media o alta intensidad y que normalmente son de larga duración, como, por ejemplo:

  • Correr
  • Nadar
  • Andar en bicicleta, entre otros.


Gracias al subir y bajar escaleras, es posible tonificar los músculos de las piernas, los glúteos, gastar energía, quemar grasas y, por ende, mejorar la salud cardiovascular y la capacidad pulmonar de las personas.

Además, también se favorece el flujo sanguíneo de todo nuestro cuerpo y liberamos las denominadas y famosas endorfinas que nos hacen sentir mejor.

Este ejercicio que puedes optar a hacerlo a diario y no utilizar, por ejemplo, el ascensor de tu edificio u oficina te ayudará a vencer el sedentarismo que provoca el estar sentado largas horas frente al computador.

¿Cuál es mejor? subir o bajar

“Subir y bajar escaleras son dos actividades diferentes, porque se trabajan diferentes músculos, pero son totalmente complementarias”, explicó el doctor Villegas.

“Cuando subimos, el esfuerzo lo realizamos con los cuádriceps, los glúteos y los gemelos, mientras que, al bajar, es el cuádriceps el que trabaja más. De hecho, se calcula que quemamos al menos 0,1 calorías por cada escalón que subimos”, manifestó el especialista en prescripción de actividad física.

Cuando se asciende, se debe vencer una resistencia, que en este caso es la altura, pero al descender, se frena y controla la atracción que la gravedad ejerce sobre nuestro cuerpo.

Por lo tanto, el esfuerzo que se hace al subir es mayor al que se hace al descender, pero en todo caso, “son actividades complementarias que requieren poco esfuerzo y que, son muy beneficiosas para nuestro organismo” declaró el doctor Rodrigo Villegas.

Si quieres más información ingresa a www.clinicaalemanaosorno.cl y conoce nuestros desafíos en #mueveteportusalud